Embarazo

La consulta preconcepcional es aquella que se realiza a todas las mujeres que planean un embarazo. Habitualmente cuando una mujer quiere programar un embarazo le surgen muchas dudas y consultas y con frecuencia acuden al ginecólogo exponiéndoles sus proyectos. Es habitual que las paciente en esta situación planteen al médico lo siguiente: Me quiero quedar embarazada ¿que tengo que hacer, doctor?

Por lo tanto, la consulta preconcepcional tiene como objetivo identificar y modificar los factores de riesgo tanto médicos como sociales con el fin de mejorar las condiciones de un embarazo tanto para la madre como para el feto. De esta manera conseguimos mejorar el resultado perinatal y disminuimos la morbilidad materno-fetal.

Sin embargo, aunque ha quedado demostrado claramente en numerosos estudios el beneficio de estas consultas, nos queda mucho trabajo por hacer ya que según datos de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) en 2010 tan solo el 50% de los embarazos en España son planificados y de ellos tan solo el 10% de estas mujeres acuden de forma voluntaria a un programa de atención preconcepcional.

Y en contraposición a estos datos, se calcula que el 50% de los embarazos programados y 2/3 de los no programados presentan algún factor de riesgo como el tabaco, alcohol u obesidad.

Los objetivos principales de esta consulta son tres:
• Evaluar el riesgo preconcepcional.

• Realizar acciones educativas y promotoras de la salud.

• Prescribir la suplementación farmacológica necesaria en cada caso.

Embarazo

Evaluación del riesgo preconcepcional:

Para identificar los riesgos preconcepcionales es clave la realización de una historia clínica detallada, y siempre vamos a diferenciar 2 grupos de pacientes, aquellas mujeres sanas que acuden, como ya he mencionado anteriormente de manera preventiva, de aquellas otras que sí tienen alguna patología y en cuyo caso adquiere gran importancia programar la gestación. Hablamos principalmente de mujeres que presentan Diabetes Melitus, Hipertensión arterial, Epilepsia, enfermedades cardiovasculares o asma. Estas son las enfermedades más comunes en la edad reproductiva.

En estos casos es preciso realizar un estudio detallado y una valoración del estado actual de cada enfermedad y en muchos casos se precisará o bien suspender alguna medicación o sustituirla por otra más adecuada durante el embarazo.

También es de vital importancia estudiar los antecedentes reproductivos de la mujer. Las pacientes que han tenido complicaciones en embarazos previos están muy sensibilizadas y preocupadas y por ello acuden con prontitud a la consulta del ginecólogo demandando sus cuidados. Los antecedentes que más se han de tener en cuenta son el parto prematuro, los abortos, la muerte fetal y la cesarea anterior. En todos estos casos la labor preventiva hace mejorar de manera considerable los resultados de la futura gestación.

Dentro del examen de salud general se incluye la realización de la citología del cuello del útero como screening del cáncer de cervix.

Se recomienda la extracción de analítica general con grupo sanguíneo y serologías para Rubeola, Sífilis, VHB, VHC, VIH.

Acciones educativas y promotoras de salud:

Son numerosas las tareas en este apartado y muy importante en este campo la labor de los médicos de familia y de los ginecólogos.

Es llamativo observar, incluso en el siglo XXI y en la era de internet en la que el acceso a la información es tan sencilla y rápida que todavía haya muchas mujeres que no son conscientes de la importancia de tener un embarazo a una edad temprana. Debido a que la mujer ha accedido al mercado laboral y por tanto tiene sus proyectos y metas, la maternidad se ha ido retrasando y debido a ello han surgido diferentes problemas.

Debemos informar a la mujer que el retraso de la maternidad por encima de los 35 años se puede asociar a problemas de infertilidad y de patología en la gestación como retraso de crecimiento fetal, diabetes gestacional o preeclampsia. Muchas mujeres no son conscientes de ello o no se las ha informado debidamente cuando han acudido a alguna consulta médica.

El tabaco está claramente asociado a aborto, prematuridad y bajo peso al nacer. También es obligación del médico aconsejar el abandono del hábito o en su defecto disminuir su consumo lo máximo posible.

El alcohol. Los problemas que se derivan de su consumo van desde retraso de crecimiento hasta el grave Síndrome alcohólico fetal. Hay estudios que observan que más de la mitad de las mujeres en edad reproductiva y que no usan método anticonceptivo (por tanto en riesgo de quedar embarazada) consumen alcohol.

La obesidad. Otro problema que cada año va en aumento. Sería ideal que la mujer en el momento de la gestación tuviera un IMC adecuado ya que la obesidad se relaciona con subfertilidad, diabetes gestacional e incremento del parto operatorio y cesarea. Para ello se debe promover una nutrición equilibrada y la realización de ejercicio de manera frecuente.

La cafeina se la ha relacionado con algún efecto adverso en el embarazo pero los estudios no son concluyentes ni los resultados son claros pero si que parece prudente no recomendar el consumo de más de 200mgs/día.

Hábitos higiénico-dietéticos.
Este apartado es uno de los aspectos que más preocupa a la mujer que quiere embarazarse y por supuesto a la que ya está embarazada y por lo que más se pregunta en las consultas de medicina general, matronas y ginecólogos.

La toxoplasmosis: si bien la infección durante el embarazo es extremadamente infrecuente, como digo es de los problemas que más preocupa a la mujer embarazada. La toxoplasmosis es una zoonosis producida por el toxoplasma gondii y puede producir complicaciones graves si se contrae durante el embarazo,lo que se llama primoinfección.

¿Como se evita? Evitando el contacto con gatos. Si el gato es toxoplasma negativo no nos puede transmitir la enfermedad, es decir que hay muchos gatos que no salen nunca al exterior, son gatos domésticos, toxoplasma negativo, y por tanto no hay que tomar ninguna medida al respecto. Se debe lavar bien la verdura, tomar la carne muy hecha, lavarse bien las manos trás manipular alimentos y si se realizan labores de jardinería, utilizar siempre guantes.

La Listeria es otra infección que puede complicar el embarazo, en ocasiones de manera grave, si bien es bastante infrecuente. Se evita tomando quesos curados y todos los alimentos que contengan leche, sea leche pasteurizada.

Viajes.
Intentar evitar viajes a zonas que tengan enfermedades endémicas como la malaria o la fiebre amarilla.

Vacunaciones
Aunque hoy en día la mayoría de las mujeres están vacunadas de la Rubeola, es importante su determinación y en el caso de que se detecte una Rubeola negativa, sin ninguna duda está indicada la vacunación. Se debe informar a la paciente que evite el embarazo en los siguientes 3 meses tras la vacunación.

Las embarazadas también son un grupo de riesgo en el caso de contraer la gripe, debido a las características de la inmunidad, durante el embarazo la gripe puede ser más grave, por ello si que se aconseja la vacunación.

La vacunación del VHB es otra de las recomendaciones que se da a la mujer q quiere embarazarse.

Suplementación farmacológica

Dentro de la consulta preconcepcional debemos informar de la importancia que tiene y por tanto prescribir a todas las mujeres, ácido fólico, Iodo y polivitamínicos. La labor del médico de Atención Primaria en este aspecto es esencial y se pueden ver los frutos ya que de hecho cada vez son más las mujeres que toman algún polivitamínico especial para la gestación.

Acido fólico
Está cientificamente demostrado la importancia del consumo de ácido fólico para reducir los defectos del tubo neural o espina bífida. El tubo neural se cierra entre los 18 y 26 días después de la concepción. Por este motivo es esencial comenzar la suplementación con ácido fólico mínimo 4 semanas antes y 12 trás la concepción. La dosis recomendada es entre 400-800microgramos/día.

Iodo
El Iodo es necesario para el desarrollo neurológico fetal. Nuestra dieta suele ser deficitaria en Iodo, por eso la importancia de tomar sal yodada y administrar un suplemento de Iodo de entre 150-200microgramos/día.

Polivitamínicos
Recientemente se están publicando artículos en los que se observa que los polivitamínicos pueden disminuir las malformaciones cardiacas,urinarias orofaciales y de las extremidades.Todavía quedan muchos trabajos por publicar que demuestren claramente estos hechos.

Para concluir, la consulta preconcepcional tiene gran relevancia por toda la tarea educadora e informativa que conlleva así como preventiva, pero sin embargo son pocas las mujeres que se benefician de ella. Queda mucha labor por delante para lograr que la mujer planifique mejor su embarazo y acuda a las consultas tanto de Atención primaria, matrona o ginecólogo con prontitud y de esta manera mejorar los resultados obstétricos y perinatales.